Cannabis Sativa Seed Oil Para Que Sirve

WHAT IT IS: An antioxidant-rich, deeply nourishing body oil that protects and replenishes the skin with long-lasting hydration and moisture barrier strengthening ingredients. WHAT IT DOES: Powered by the regenerative and nourishing properties of Cannabis Sativa Seed Oil, HEMP & MELALEUCA OIL delivers protection fro ¿Qué es el cáñamo? ¿Qué es el hemp? ¿Para qué sirve el cáñamo? ¿Y sus semillas, tallos y aceites? ¿Cómo es su cultivo? Te contamos todo. Everything you need to know about hemp oil, including hemp vs. marijuana, extraction methods, laws, health benefits, doses, and how to pick a good product.*

Hemp-Melaleuca Hydrating Body Oil

WHAT IT IS: An antioxidant-rich, deeply nourishing body oil that protects and replenishes the skin with long-lasting hydration and moisture barrier strengthening ingredients.

WHAT IT DOES: Powered by the regenerative and nourishing properties of Cannabis Sativa Seed Oil, HEMP & MELALEUCA OIL delivers protection from free radical damage to the body with antioxidant dense Vitamin E along with calming, soothing, and anti-inflammatory benefits from Tea Tree Oil.

WHEN TO USE: We recommend using HEMP & MELALEUCA OIL as part of both morning and evening routine, before or after your skincare routine.

HOW TO USE: Although HEMP & MELALEUCA OIL can be used whenever your skin needs a moisture boost, we recommend applying right after showering or bathing, while the skin is lightly damp skin.

NOTABLE INGREDIENTS:

  • CANNABIS SATIVA SEED OIL: Intense hydration the nourishes and supports the skins moisture barrier.
  • TEA TREE OIL: A natural antibacterial and anti-inflammatory oil with soothing properties for itchy and dry skin.
  • VITAMIN E: A natural antioxidant to combat free radicals that doubles as a skin hydrator.

KEY INGREDIENTS: Glycine Soja (Soybean) Oil, Helianthus Annuus (Sunflower) Seed Oil, Cannabis Sativa Seed Oil, Olea Europaea (Olive) Fruit Oil, Melaleuca Alternifolia (Tea Tree) Leaf Oil, D-Alpha Tocopherol (Vitamin E)

Para Qué Sirve el Cáñamo o Hemp: Qué Es y Cómo Difiere de la Marihuana

Para Qué Sirve el Cáñamo o Hemp: Qué Es y Cómo Difiere de la Marihuana

✍ 5 junio, 2022 – 11:51

  • Aprende todo sobre inversiones y trading gratis con eToro Academy y practica lo aprendido con las cuentas de práctica de eToro.

Lo que vas a aprender en este artículo

  • Tanto el cáñamo como la marihuana son cannabis, pero su morfología, composición química y usos son muy diferentes.
  • El cáñamo, o hemp, no está completamente ausente de compuestos intoxicantes, pero eso no significa que te «drogue».
  • En marcado contraste con los campos de marihuana, la mayoría de los campos de cáñamo femenino incluyen machos colocados esporádicamente para polinizar a las hembras, con el fin de producir semillas ricas en nutrientes.
  • El cáñamo fue un cultivo prominente en los Estados Unidos hasta 1937, cuando la Ley de Impuestos a la Marihuana básicamente destruyó la industria en el país.

Es bastante común que las personas que no están familiarizadas con el cannabis se pregunten: ¿El cáñamo es marihuana? Aunque tanto el hemp (cáñamo) como la marihuana están clasificados biológicamente como cannabis, hay varias diferencias importantes entre ellos. Estas diferencias son evidentes en la forma en que se utiliza cada variedad.

Las diferencias también están documentadas en el lenguaje, las leyes y las regulaciones que se aplican a ambos. Desglosamos la anatomía, la historia, el uso y la legalidad de la planta de cáñamo para llegar al corazón no sólo de lo que la distingue de la marihuana, sino también de lo que la convierte en un producto tan viable y versátil.

Contenidos

  1. ¿Qué es el hemp o cáñamo?
  2. ¿El cáñamo o hemp tiene THC?
  3. ¿Se puede fumar el cáñamo?
  4. ¿Cómo se eligen las variedades de cáñamo o hemp?
  5. ¿Para qué se utiliza el cáñamo o hemp?
  6. ¿Cómo se utiliza el cáñamo como producto alimenticio?
  7. ¿Cómo se procesa el cáñamo o hemp?
  8. Semillas de cáñamo
  9. Tallos de cáñamo
  10. ¿El cultivo de cáñamo es distinto al de la marihuana?
  11. ¿Es legal el cultivo de cáñamo o hemp en los Estados Unidos?
    1. Acción Federal
    2. Leyes estatales

    ¿Qué es el hemp o cáñamo?

    Una variedad de Cannabis sativa L, el cáñamo o hemp es una planta dioica, lo que significa que se puede separar en plantas de sexo masculino y femenino. Estas plantas han servido para una amplia variedad de propósitos por más de 10.000 años: para fibra (de los tallos de la planta), proteína (de las semillas), y aceites y porciones fumables (de las hojas y flores). Las fibras de cáñamo se pueden usar para hacer artículos como papel, ropa, telas de tapicería, cuerdas y materiales de construcción.

    Toda la planta de cáñamo, desde el tallo hasta la semilla, puede ser utilizada para hacer combustible y materia prima. Para aplicaciones más específicas, el cáñamo puede dividirse en cuatro categorías:

    • Fibras
    • Astillas
    • Hojas y flores
    • Semillas

    ¿El cáñamo o hemp tiene THC?

    La planta de cáñamo produce una amplia gama de cannabinoides, incluyendo el tetrahidrocannabinol (THC), el cannabinoide intoxicante de la marihuana. Sin embargo, el cáñamo no produce suficiente THC para crear efectos intoxicantes cuando se consume.

    Aunque la planta de cáñamo no produce una cantidad significativa de THC, es capaz de producir en altas concentraciones cannabidiol (CBD), que es no intoxicante, pero sí medicinal. De hecho, el CBD derivado del cáñamo se está convirtiendo rápidamente en una de las formas más populares del cannabinoide terapéutico en el mercado actual.

    Muchos países diferencian el cáñamo de la marihuana por la cantidad de THC que se produce por peso de una planta seca. En los EEUU, el cáñamo o hemp industrial se define como una planta de Cannabis sativa L. que no contiene más de 0,3% de THC. La Unión Europea ha establecido el límite en 0,2%, mientras que en Gran Bretaña el límite es cero, a menos que quienes cultivan tengan una licencia de cultivo para cultivar cáñamo industrial con no más de 0,2% de THC.

    ¿Se puede fumar el cáñamo?

    El cáñamo no está completamente ausente de compuestos intoxicantes, pero eso no significa que te «drogue». Las plantas de cáñamo simplemente no producen suficiente THC para tener un efecto intoxicante. El CBD, es un cannabinoide no intoxicante y no producirá ninguna forma de euforia por sí mismo.

    Técnicamente, puedes fumar cáñamo si quieres, pero no te drogará. De hecho, fumar no es la mejor manera de aprovechar el potencial terapéutico de los cannabinoides del cáñamo, especialmente el CBD. Para eso, te servirá mejor consumir un producto de CBD derivado del cáñamo, como el aceite o la tintura de CBD.

    ¿Cómo se eligen las variedades de cáñamo o hemp?

    Dependiendo del producto final deseado, las variedades de cáñamo se eligen en base a varios factores, entre ellos:

    • La calidad del tallo
    • El contenido de cannabinoides
    • Resistencia a enfermedades
    • Tiempo para cosechar
    • Contenido de aceite de cáñamo
    • Producción de semillas por área de cultivo

    La producción de CBD, en particular, se ha convertido en un factor importante en los últimos años. A medida que el mercado del CBD sigue creciendo, se eligen cada vez más variedades en función de su producción de CBD y de sus perfiles aromáticos o de terpenos únicos.

    ¿Para qué se sirve el cáñamo o hemp?

    El aceite de CBD se extrae de las hojas y flores de cáñamo. Se puede utilizar para tratar una amplia variedad de dolencias: de ahí la creciente popularidad del cultivo centrado en el CBD.

    Las fibras de cáñamo se utilizan principalmente para textiles, papel, materiales de construcción y otros productos industriales. Las materias primas, como las astillas, son fibras leñosas cortas que suelen encontrarse en el interior del tallo. Se utilizan para fabricar hempcrete (hormigón de cáñamo), materiales de estratificación, absorbentes, aglomerados, paneles de techo, compost y otros productos industriales.

    Las fibras constituyen la parte exterior del tallo y se dividen típicamente en tres categorías: primarias o de línea, secundarias y estopa. Se clasifican de acuerdo a su fuerza celular y el espesor de la pared celular, lo cual determinará la resistencia de la fibra, su durabilidad y, en última instancia, para qué se puede utilizar.

    ¿Cómo se utiliza el cáñamo como producto alimenticio?

    Las semillas de cáñamo son ricas en proteínas, fibra dietética, vitaminas y minerales. Contienen una proporción óptima de ácidos grasos omega-6 y omega-3 para un consumo saludable. Un estudio del 2008 también encontró que las proteínas de cáñamo son más digeribles para los seres humanos que las proteínas aisladas de soja comunes (SPI) utilizadas en los productos alimenticios.

    El cáñamo o hemp puede utilizarse como producto alimenticio, ya sea en forma de semillas o aceites. El aceite de cáñamo se extrae de las semillas para obtener una concentración de proteínas, lo que significa que ambas formas de productos alimenticios utilizan la semilla de cáñamo como recurso nutricional. Las semillas también pueden molerse para obtener harina o mezclarse con agua para crear leche de cáñamo.

    ¿Cómo se procesa el cáñamo o hemp?

    Se utilizan muchos tipos de técnicas de procesamiento para las semillas y los tallos de cáñamo. La técnica utilizada depende del propósito del producto final.

    Semillas de cáñamo

    Las semillas pueden ser consumidas enteras, o refinadas al ser prensadas o trituradas para producir aceite y harina de semillas de cáñamo. Estas semillas también son descascaradas, o peladas, para hacerlas más sabrosas. Las cáscaras restantes, que son ricas en fibra, también pueden ser usadas para hacer harina.

    (Foto de Gina Coleman/Weedmaps)

    Tallos de cáñamo

    Los tallos de cáñamo se procesan a través de la decorticación, un método de varios pasos para eliminar las fibras largas del resto de la planta.

    Los pasos que se dan durante el período de procesamiento intermedio incluyen:

    1. Enriamiento

    Los tallos de cáñamo tienen un tejido celular resistente que forma su superficie y debe ser disuelto a través de un proceso llamado enriamiento. Hay tres métodos de enriamiento:

    • Enriamiento de campo : Las plantas se cortan y se ponen en el campo durante cuatro a seis semanas, y se voltean periódicamente. Durante este tiempo, cualquier bacteria en la superficie de la planta romperá la capa exterior del tallo. Los tallos enriados entonces se secan.
    • Enriamiento por agua : Los tallos se secan inmediatamente después de la cosecha, y luego se colocan en agua durante unos días. El agua se utiliza para ablandar la capa externa de los tallos y para ayudar a promover el crecimiento de bacterias adicionales que ayudan a acelerar el proceso.
    • Enriamiento químico : Se utilizan ácidos, bases y enzimas especiales para descomponer los compuestos que mantienen unidas las fuertes fibras.

    Todos los tallos enriados deben secarse hasta que tengan menos del 15% de humedad. Cualquier cosa por encima del 15% puede potencialmente albergar y promover el crecimiento de hongos y bacterias. Si los tallos se secan demasiado, es decir, con menos del 10% de humedad, pueden volverse demasiado frágiles para ser transportados.

    2. Decorticación

    El proceso de decorticar típicamente involucra tres etapas:

    • Scutching : Los tallos se pasan a través de una serie de rodillos para romper las fibras de cáñamo. Durante este paso, el núcleo leñoso es empujado hacia afuera y separado de las fibras flexibles. Este es otro paso en el que entra en juego el secado adecuado. El punto óptimo está entre el 10% y el 15% de humedad, y aquí es clave. Si los tallos están demasiado secos, se convertirán en polvo. Si están demasiado húmedos, no se romperán y separarán adecuadamente.
    • Hackling : Las fibras cortas e intermedias son peinadas fuera del tallo.
    • Twisting : Las fibras son retorcidas individualmente hasta formar un ovillo.

    Las técnicas modernas de decorticación emplean la explosión de vapor (tratando las fibras con vapor a través de una cámara presurizada) y la ruptura por ultrasonidos (rompiendo las fibras mediante ondas ultrasónicas) para mantener la integridad de las fibras durante todo el proceso. Estas técnicas no son tan hostiles para los tallos y permiten a los procesadores utilizar las fibras en maquinaria de procesamiento de algodón y lana ya fabricada.

    3. Empacado y almacenamiento

    El tallo de cáñamo se empaca para el transporte y el almacenamiento a largo plazo utilizando las empacadoras agrícolas tradicionales. Las empacadoras grandes y redondas son las mejores porque permiten un secado más completo, ya que no empacan el cáñamo tan apretado como las empacadoras cuadradas. Los fardos de cáñamo deben almacenarse en un ambiente seco y en condiciones destinadas a reducir al máximo la humedad. También es importante comprobar que no haya manchas de humedad durante el empacado para evitar el moho.

    ¿El cultivo de cáñamo es distinto al de la marihuana?

    Otra diferencia clave entre el cáñamo y la marihuana tiene que ver con el cultivo y la cosecha. Las plantas masculinas florecen mucho más rápido que las femeninas y no producen tanta fibra. En marcado contraste con los campos de marihuana, la mayoría de los campos de cáñamo femenino incluyen machos colocados esporádicamente. Las plantas de cáñamo macho liberan polen para que la planta hembra produzca semillas que se utilizarán para futuros cultivos o se venderán como alimento.

    En los campos de marihuana, las plantas macho suelen ser eliminadas para asegurar la máxima producción de flores sinsemilla.

    Si bien el cultivo de la marihuana requiere un amplio espaciamiento para reducir el riesgo de moho o bacterias, el cáñamo puede plantarse con mayor densidad. En la mayoría de los cultivos de marihuana se planta una planta por cada cuatro pies cuadrados (0,37 metros cuadrados). Las plantas de cáñamo que se cultivan para obtener aceite se plantan aproximadamente a 40 o 60 plantas por cada cuatro pies cuadrados. Las que se cultivan para la fibra se plantan con una densidad aún mayor, a razón de unas 100 a 120 plantas por cada cuatro pies cuadrados.

    Las plantas de cáñamo casi siempre se cultivan al aire libre, a diferencia de las plantas de marihuana, que a menudo se plantan en invernaderos o en interiores. Debido a que el cáñamo es susceptible a los mismos depredadores, enfermedades e insectos que atacan a la marihuana, una gran cantidad de cultivadores emplean una técnica llamada rotación de cultivos, en la que se plantan cultivos alternos en el mismo lugar, para evitar cualquier acumulación de estos organismos y permitir que los nutrientes regresen al suelo.

    El orden específico de la rotación de cultivos y los tipos de cultivos que se rotan con el cáñamo dependerán de la ubicación de la granja. El cáñamo también se utiliza como cultivo de rotación en las granjas donde no es el producto agrícola principal.

    ¿Es legal el cultivo de cáñamo o hemp en los Estados Unidos?

    Acción Federal

    La Ley Agrícola del 2014, más conocida como la 2014 Farm Bill, firmada por el presidente demócrata Barack Obama, incluye la sección 7606, que permite a las universidades y departamentos de agricultura del Estado cultivar cáñamo industrial, siempre y cuando se cultive y se utilice para la investigación. En virtud de la Ley Agrícola del 2014, los departamentos y universidades estatales también deben registrarse en su estado, y someterse a las leyes y reglamentos estatales para la aprobación del cultivo de cáñamo.

    Como parte de la Ley de Mejora de la Agricultura del 2018, o la 2018 Farm Bill, firmada por el presidente republicano Donald Trump, la Hemp Farming Act (Ley de Cultivo de Cáñamo) del 2018 reclasificó el cáñamo (con menos del 0,3% de THC) fuera de la Lista I. Ésta es la clasificación más restrictiva de las sustancias controladas por el gobierno federal, consideradas altamente propensas al abuso y sin ningún beneficio medicinal. Esta medida para legalizar a nivel federal la producción industrial de la planta permitió su cultivo y distribución como producto agrícola legal.

    En virtud de la Ley de Cultivo de Cáñamo, el mismo ya no está limitado a los departamentos estatales y las universidades. Además, la ley permite a lxs agricultores derechos al agua, seguro de cosechas y subvenciones agrícolas federales, así como acceso legal a la banca nacional. El cáñamo también puede ser transportado a través de las líneas estatales.

    Leyes estatales

    Antes de la Ley de Cultivo de Cáñamo de 2018, 41 estados habían aprobado legislación relacionada con el cáñamo industrial. Treinta y nueve de esos estados legalizaron programas de cultivo en todo el estado que definían el cáñamo específicamente para diferenciarlo de la marihuana, establecer requisitos de licencia y regular la producción.

    La Ley de Cultivo de Cáñamo ahora requiere que los departamentos de agricultura de los estados consulten con sus gobernadores y principales oficiales de la ley sobre un programa regulador, que luego será presentado al Secretario de Agricultura de los Estados Unidos para su aprobación. Según la Sección 297B del proyecto de ley, los programas estatales de regulación del cáñamo deben incluir un sistema para mantener la información sobre todas las tierras donde se cultiva, procedimientos para probar los niveles de THC en el cáñamo y procedimientos para eliminar los productos que violen las restricciones de contenido de THC.

    Historia mundial del cáñamo o hemp

    El cáñamo se ha cultivado a escala mundial durante miles de años. La evidencia documentada más antigua del cultivo de cáñamo es una cuerda, que data del 26.900 A.C., encontrada en la actual República Checa.

    Algunos de los primeros usos prolíficos conocidos del cáñamo comenzaron en China alrededor del 10.000 a.C., donde se utilizaba para fabricar ropa, cuerda y papel. El pueblo Yangshao, que vivió en China desde aproximadamente el 5000 a.C., tejía cáñamo y lo prensaba en su cerámica con fines decorativos. Entre el 5000 y el 300 a.C., la planta también se cultivaba en Japón y se utilizaba para la fibra y el papel.

    El cannabis jugó un gran papel en las culturas grecorromanas como fuente de fibra, intoxicación y medicina. Se descubrieron semillas de cannabis en las ruinas de Pompeya, y el retórico griego Ateneo escribió sobre el uso del cáñamo para hacer cuerdas, entre 170 y 230 d.C. El autor y naturalista romano Plinio el Viejo también hizo referencia a un brebaje de raíz de cannabis como tratamiento para la rigidez de las articulaciones y la gota en el siglo I a.C.

    Exactamente cómo y cuándo el cáñamo se originó en el Nuevo Mundo es todavía muy debatido. Aunque durante mucho tiempo se pensó que Cristóbal Colón había introducido el cáñamo en América, se ha descubierto cáñamo en civilizaciones nativas americanas anteriores a la llegada de Colón. En el informe de William Henry Holmes «Prehistoric Textile Art of Eastern United States» de 1896 se señala el cáñamo de las tribus nativas americanas de los Grandes Lagos y del valle del Mississippi.

    También se encontraron productos de cáñamo de civilizaciones nativas precolombinas en Virginia. Los vikingos y vikingas, que utilizaban la planta para fabricar sogas y velas, también pueden haber traído semillas cuando intentaron colonizar el Nuevo Mundo.

    Los colonos de Jamestown introdujeron el cáñamo en la América colonial a principios del siglo XVII para fabricar cuerdas, papel y otros productos a base de fibras; incluso impusieron multas a quienes no producían el cultivo por cuenta propia. Los presidentes de EEUU George Washington y Thomas Jefferson cultivaban cáñamo.

    El cáñamo fue un cultivo prominente en los Estados Unidos hasta 1937, cuando la Ley de Impuestos sobre la Marihuana básicamente destruyó la industria nacional del cáñamo.

    Durante la Segunda Guerra Mundial, el cultivo resurgió en los EE.UU., ya que se utilizó ampliamente para fabricar artículos militares como uniformes, lonas y cuerdas. El Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) incluso publicó un corto documental, «Cáñamo para la Victoria», en 1942, que promovía la planta como un cultivo útil para la guerra.

    Sin embargo, el resurgimiento del cáñamo en la Segunda Guerra Mundial fue de corta duración. Hasta la aprobación de la Ley Agrícola del 2014, la Ley de Sustancias Controladas de 1970 mantuvo inactiva la producción industrial.

    Hoy en día, el cáñamo se está convirtiendo rápidamente en un recurso indispensable para el aceite y otros productos de CBD.

    Vía Weedmaps, traducido por El Planteo.

    Fotos: Gina Coleman/Weedmaps

    ¿Tienes ideas o comentarios? Puedes contactarnos en [email protected]

    Hemp Oil Extract: Everything You Need To Know

    Jon Mitchell is a certified physician assistant turned functional medicine health consultant. He received his master’s from the Philadelphia College of Osteopathic Medicine.

    Ashley Jordan Ferira, Ph.D., RDN is Vice President of Scientific Affairs at mindbodygreen. She received her bachelor’s degree in Biological Basis of Behavior from the University of Pennsylvania and Ph.D. in Foods and Nutrition from the University of Georgia.

    As hemp becomes more extensively researched and widely available, we are starting to realize the true power of this special plant.* But it still generates a lot of confusion. Today, we’re clearing up the murkiness surrounding hemp oil and hemp extract products and how to take them safely to reap their wide array of benefits.*

    Advertisement

    In This Article

    An introduction to hemp.

    There are many varietals of the Cannabis sativa plant, all of which contain different amounts of THC (the psychoactive component), CBD (a nonpsychoactive component), and other phytocannabinoid components.

    Cannabis sativa varietals that have more than 0.3% THC (much more) are commonly referred to as marijuana. Hemp is a genetically distinct plant varietal of Cannabis sativa that contains less than 0.3% THC (i.e., trace levels), and it will not get you high.

    For a long time, researchers were only concerned with studying delta-9-tetrahydrocannabinol (THC), the psychoactive component that is concentrated in marijuana. However, within the past decade, they have become increasingly interested in the therapeutic benefits of the other compounds found in both varieties but especially concentrated in hemp, namely cannabidiol (CBD).*

    It’s important to know that although THC and CBD are the most studied components of cannabis, there are many more active compounds found within the plant, such as the phytocannabinoids cannabigerol (CBG), cannabichromene (CBC), cannabinol (CBN), and tetrahydrocannabivarin (THCV), as well as terpenes and flavonoids.

    Researchers believe that whole-plant hemp oils and extracts that contain these other compounds are more beneficial than isolated extracts of just CBD, for example, due to a synergy phenomenon called “the entourage effect.”*

    Advertisement

    Different types of hemp oil.

    So we’ve established that hemp is distinct plant, genetically and in phytocannabinoid composition, and that “industrial” or “agricultural” hemp is a Cannabis sativa plant that is comprised of less than 0.3% THC. But what’s the difference between all of the hemp extracts out there? Here’s the gist:

    1. Hemp oil extract

    Hemp oil extract has been extracted from the aerial parts (leaves, flowers, and stems) of the hemp plant, mainly for its entourage of native, beneficial compounds called phytocannabinoids.*

    The most well-known of these compounds is CBD. However, unlike isolated CBD extracts, full-spectrum hemp oil is a whole-plant extract, so it contains a blend of many different phytocannabinoids, terpenes, and flavonoids, all of which work together, imparting the entourage effect. Broad-spectrum hemp oil is typically full-spectrum minus the THC.

    In the body, cannabinoids interact with and support the endocannabinoid system—a homeostatic physiological system that affects the brain, digestion, immunity, and more.*

See also  How Long Does It Take To Grow Cannabis From Seed